NOTAS BIOGRÁFICAS

Tras estudiar Derecho y realizar el servicio militar en el Grupo de Regulares de Melilla, de donde sacará ambiente y personajes para "Morirás en Chafarinas", encamina sus pasos hacia la literatura, que pronto se convierte en su primera y única profesión, tras quedar finalista en 1981 del premio "Barco de Vapor" con "EL SECRETO DE LA ARBOLEDA" (SM, 1982) y ganador del Premio Gran Angular 1984 con EL ZULO (SM, 1985)

Desde entonces, Fernando Lalana ha publicado más de un centenar de libros con las principales editoriales españolas del sector infantil-juvenil.

Fernando Lalana no colabora con artículos de opinión en diarios ni revistas, aunque sí ha elaborado cuentos y ensayos para más de una docena de libros de autoría colectiva. También ha publicado por entregas semanales dos de sus obras. Entre marzo y octubre de 2000 publicó en el suplemento infantil de "El País", EL FANTASMA DEL RIALTO y entre septiembre de 2001 y junio de 2002, en el suplemento escolar de "El Periódico de Aragón", "LA SECTA DEL RIGOR MORTIS". Ambas obras en colaboración con José Mª Almárcegui y publicadas más tarde en forma de libro por SM.

Aparte de otros premios menores, Fernando Lalana ha ganado en tres ocasiones el "Gran Angular" de novela: Con EL ZULO, en 1984, con HUBO UNA VEZ OTRA GUERRA (Colaboración con Luis A. Puente), en 1988 y con SCRATCH en 1991. En 1990 recibe la Mención de Honor del Premio Lazarillo por LA BOMBA (Ed. Bruño, 1990). En 1991, el Premio Barco de Vapor por SILVIA Y LA MÁQUINA QUÉ (SM, 1992). En 1993, el premio de la Feria del Libro de Almería, que concede la Junta de Andalucía, por EL ANGEL CAÍDO (Alba Ed., 1998). En 2006, obtiene el Premio Jaén de Literatura Infantil y Juvenil con la novela PERPETUUM MOBILE (Alfaguara, 2006)

En 1991, el Ministerio de Cultura le concede el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por MORIRÁS EN CHAFARINAS (SM, 1990), premio del que ya había sido finalista en 1985 con EL ZULO (SM) y lo volvería a ser en 1997 con EL PASO DEL ESTRECHO (Bruño)

MORIRÁS EN CHAFARINAS fue llevada al cine en 1995 con este mismo título por el director Pedro Olea, con guión de Fernando Lalana y Pedro Olea; y con Jorge Sanz, Javier Albalá, Oscar Ladoire y María Barranco en los principales papeles.

En octubre de 2010, Fernando Lalana recibe en Alcalá de Henares, de manos de la Princesa de Asturias, doña Letizia Ortiz, y en presencia de la Ministra de Cultura, doña Ángeles González-Sinde, el XIV PREMIO CERVANTES CHICO, en reconocimiento a su trayectoria literaria.

Fernando Lalana reconoce actualmente dos aficiones: Una, genética, al ferrocarril (posee una estupenda colección de trenes eléctricos españoles en escala HO, que inició con su abuelo Vicente, maquinista del Ferrocarril de Zaragoza a Utrillas) y otra, profesional, a las plumas estilográficas.

Pero su gran pasión ha sido siempre el teatro, habiendo participado como actor, director o técnico a lo largo de dos décadas en más de una treintena de montajes con diversas compañías y grupos independientes, principalmente el Teatro Incontrolado de Zaragoza, del que fue miembro fundador, el Teatro Estable de Zaragoza y Tántalo Teatro. En esta faceta obtuvo, entre otros, el Premio Nacional de Interpretación "Arcipreste de Hita" para teatro no profesional, en 1980.

Fernando Lalana está casado y tiene dos hijas: María (25 años) e Isabel (20).

Viven en Zaragoza. Sobre las piedras que habitaron los romanos de Cesaraugusta y los musulmanes de Medina Albaida. O sea, en el Casco Viejo.